Primera Hora Newspaper | Llegan más pacientes luego del huracán

Los pacientes de cannabis son recibidos en el dispensario Clínica Verde de Borinquen Towers en San Juan por un personal respetuoso, en medio de un local donde se crea una atmósfera que los hace sentirse como entre amigos.

“Aquí le damos a los pacientes un trato muy serio, profesional. Se les trata con respeto, para que se lleven una experiencia positiva”, explicó Ramón Ortiz Cortés, quien junto a otros tres socios, jóvenes profesionales como él, dirige la Clínica Verde, una compañía que emplea unas 40 personas con dispensarios, además, en Caguas, la Avenida Piñeiro en San Juan y en Humacao. 

Una mirada a las vitrinas revela que, además de las flores de la planta, hay múltiples productos como gotas, aceites, pastillas, cremas tópicas y supositorios, y comestibles como galletas, miel, maní y un dulce similar a la crema de avellana. 

“Cuando el paciente llega, se le orienta sobre los productos. Según su condición, el paciente escoge su ruta (de productos a consumir) con la guía del técnico de dispensario. Hay muchas opciones de tratamiento”, comentó.

 Ortiz Cortés dijo que los pacientes siempre reciben primero una charla y luego instrucciones sobre las dosis y el consumo, más las advertencias generales sobre el uso de los productos. 

Todos los productos traen etiquetas con sus especificidades, como el grado de THC o CBD, y resultados de laboratorio; todos son productos cultivados, manufacturados y dispensados en la Isla. 

A pesar del poco tiempo que llevan funcionando estas clínicas, parecen tener una buena acogida. 

La receptividad, luego del huracán María, parece haber aumentado con más personas que buscan otra opción para sus condiciones de salud, indicó. 

“Había un estigma contra la industria en general. Al principio, la gente llegaba un poco escéptica. Pero eso ha ido cambiando. Luego de María, con tanta gente con depresión, insomnio, hemos visto un incremento de pacientes buscando mejor calidad de vida”, comentó Ortiz Cortés, destacando que el grupo más grande de pacientes que atienden es el de mujeres sobre los 50 años. 

“El Gobernador y la Legislatura han hecho un buen trabajo con la ley, y nosotros queremos lucir bien ante todas las agencias que nos regulan y ante el gobernador y la legislatura. Aquí todos somos gente seria, tratando de llevar adelante un negocio, como cualquier otro negocio”, concluyó. 

Clinica Verde